viernes, 27 de julio de 2012

El reportaje sobre Pemex

Nacional
La información se enfoca en asunto de relevancia pública
El reportaje sobre Pemex
Por: Carlos Damián 16 de Julio, 2012
La revista revela una red de ilícitos entre funcionarios y particulares
México. - La Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN) resolvió este miércoles(4/7/12) negar el amparo solicitado por varios empresarios y un ex funcionario de Petróleo Mexicanos (Pemex) que fueron exhibidos por la revista ‘Contralínea’ en un reportaje sobre presuntos actos de corrupción entre servidores públicos y particulares que se beneficiaron con múltiples contratos y licitaciones públicas. “La primera sala de la Corte concluyó, al pronunciarse sobre el derecho constitucional a la libertad de información en un contexto de investigación periodística respecto de contratos celebrados por Pemex, que la información difundida en las columnas impugnadas, al igual que las expresiones utilizadas en las mismas”.

Es de relevancia pública, y no es un asunto entre particulares, por lo cual negó el amparo directo 8/20012 a los empresarios involucrados en el caso”, expuso el departamento de comunicación social de la SCJN al emitir un comunicado sobre los puntos resolutivos de esta controversia. Este caso se dio entre los meses de enero de 2007 y diciembre de 2008, un grupo de periodistas hizo una investigación para describir la forma en que un ex funcionario de Pemex, asociado con su cuñado y el hermano de éste, actuaron, mediante diversas sociedades, como “cabilderos” o intermediarios en múltiples y cuantiosos contratos en licitaciones celebrados por la paraestatal y distintas empresas privadas dedicadas al sector petrolero.

La deuda externa pública
El saldo bruto de la deuda externa del sector público mexicano (2/6/12) registró una elevación de 4 mil 800 millones de dólares entre enero y abril de 2012, informó la Secretaría de Hacienda y Crédito Público. Con esta elevación el monto de este endeudamiento llegó a 121 mil 496.7 millones de dólares lo que representó un incremento de 122 por ciento desde diciembre de 2006, cuando inició su gestión la actual administración gubernamental. En términos absolutos, la deuda externa del gobierno federal, los organismos y empresas paraestatales, así como de la banca de desarrollo, aumentó en 66 mil 730.4 millones de dólares en casi cinco años y medio, de los cuales una tercera parte correspondió a la conversión del endeudamiento contratado por terceros para financiar obras públicas de infraestructura del sector energético, mediante un mecanismo conocido como Pidiregas.

El resto fue resultado de nuevas deudas. Por fuentes de financiamiento, la Secretaría de Hacienda indicó que por colocaciones de bonos en los mercados financieros del exterior se obtuvieron 37 mil millones de dólares desde diciembre de 2006, y se incrementó hasta llegar a un monto de 75 mil 590.2 millones de dólares al término de 2012. Un aumento de 96 por ciento durante este gobierno. De los organismos financieros internacionales como el Banco Mundial (BM) y el Interamericano de Desarrollo (BID) se pidieron 14 mil 961 millones de dólares en préstamos, con lo cual el débito ascendió 181 por ciento sobre el nivel de 8 mil 255.4 millones en que se encontraba en diciembre de 2006.

Actualmente el endeudamiento con estos organismos multilaterales asciende a 23 mil 217 millones de dólares. Al inicio de este gobierno la Secretaría de Hacienda tenía un rubro de “banca comercial” en su estructura de clasificación de la deuda por fuentes de financiamiento en el que aparecía una deuda mil 578 millones de dólares. Ese renglón ha desaparecido como tal y ahora aparece otro denominado “mercado bancario” en el que figura un saldo por 8 mil 876.3 millones de dólares, lo que representa un aumento de 462 por ciento. En “créditos bilaterales” en diciembre de 2006 se tenía un endeudamiento de 3 mil 139.2 millones de dólares. En abril de 2012 esa categoría ya no figura, pero hay otra denominada “comercio exterior” con un monto deudor por 13 mil 302.9 millones de dólares; una elevación de 323 por ciento durante el período de esta administración gubernamental (2/6/12).

La revista ‘contralínea’ revela corrupción
El objeto central de las notas del periódico consistió en destacar que, detrás de las contrataciones mencionadas, existían una red que permitiría la celebración de los contratos mencionados mediante el tráfico de influencias y actos de corrupción, situación que se vería agravada por los múltiples incumplimientos contractuales en que incurrieron las empresas contratantes. La Primera Sala sostuvo que las notas de información cumplieron con el estándar de relevancia pública, pues en ellas “se informó sobre temas de interés público, en relación con actividades desarrolladas por figuras públicas y mediante la divulgación de contenidos reforzados por una adecuada labor de investigación periodística”. Respecto al interés público, los ministros consideraron que reviste tal carácter la investigación efectuada sobre presuntos actos de corrupción en Pemex, pues “representa la principal fuente de ingresos del Estado mexicano, además de que la paraestatal tiene un régimen constitucional especial que le permite la explotación de los principales recursos energéticos no renovables del país: el petróleo y el gas natural”.

Lo anterior adquirió mayor relevancia puesto que “el valor de los contratos cuestionados asciende a miles de millones de pesos, mismos que se pagan con recursos públicos y cuya fiscalización resulta un tema que incumbe a todos los miembros de la sociedad”. En cuanto a la naturaleza de los quejosos como sujetos involucrados en las notas periodísticas, la sentencia señaló que se trata de personas privadas con proyección pública, lo cual se debe a la incidencia que tienen en la sociedad por sus actividades profesionales. (La Jornada, economía, p. 19, 5 de julio, 2012).

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada